In Uncategorised
¿Te vuelves loco con tu seguro? ¿Has pensado en recurrir a un profesional independiente y, además, gratuito? Sí, sí, existen. Son las corredurías o corredores de seguros.
El mundillo del seguro de automóvil es cada vez más complejo, los datos de accidentes, el índice de seguridad vial, la edad del conductor, en definitiva, los indicadores que permiten a las compañías de seguros calcular las primas que cobran por el seguro de tu coche son cada día más completos, más fiables y permiten ajustar mejor el precio que la aseguradora de automóvil fija para las diferentes primas de terceros, todo riesgo, franquicia…etc.

¿Por qué contratar con un corredor no aumenta el precio de tu seguro de automóvil?

Las nuevas modalidades de seguro de automóvil, la contratación a distancia, los comparadores… Las nuevas tecnologías han revolucionado el mundo del seguro de automóvil… La segmentación del riesgo permite a los clientes que tienen que contratar un seguro pagar sólo por las coberturas que realmente utiliza, Sin embargo, los conocimientos de la mayoría de las personas que disponen de un utilitario no han avanzado tan deprisa. Un corredor es un profesional que por sus conocimientos, cada día, es más importante a la hora contratar seguros.
Los corredores de seguros tienen asesores expertos en evaluación de pólizas de seguros de automóvil, gestión de siniestros y tienen, además dos cualidades a tener en cuenta:

Son independientes

No cobran al cliente por su labor de asesoramiento.
En otras palabras, el corredor es un experto que asesora al cliente de forma independiente y representa sus intereses ante la compañía, pero no le cobra por este trabajo. En realidad, sale igual de caro contratar un seguro de automóvil sin corredor de seguros que estando asesorado por él.
Para mantener su independencia y solvencia de conocimiento ante los clientes, los corredores de seguros están sometidos a una estricta normativa. La Ley no permite a la correduría mantener vínculo alguno con una aseguradora, como sucede con otros intermediarios como los agentes de seguros y los operadores de banca-seguros que sólo prestan servicio a una única compañía. El regulador del sector, la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP) vigila estas relaciones muy de cerca.
Como intermediario de seguros, el corredor de seguros debe inscribirse en el Registro de Mediadores de Seguros, corredores de reaseguros y de sus altos cargos y disponer de un seguro de responsabilidad civil con una cobertura mínima de 1.200.000 euros. Además, debe presentar a la DGFP un Programa de Actividades donde especifique:
  1. Los ramos de aseguramiento en el que realizarán su labor de asesoramiento.
  2. Los medios profesionales y humanos con que atenderá a sus clientes.
  3. Un plan de formación continua para personal de plantilla y colaboradores.
Por su preparación y la estricta normativa que regula su actividad, el corredor de seguros es el asesor más apto para quienes tengan que contratar un seguro de automóvil y, además, no supone más gasto para el asegurado.
Abrir chat
¿Hola, podemos ayudarte?