Skip to content

Principales amenazas en ciberseguridad para 2023 y cómo evitarlas

Es difícil predecir con precisión las principales amenazas en ciberseguridad para el año 2023, ya que esto puede variar dependiendo de muchos factores, como las tendencias tecnológicas y las tendencias en las tácticas y estrategias de los ciberdelincuentes, todo esto sumado a la creciente inestabilidad geopolítica, puede convertirse en el caldo de cultivo perfecto para que proliferen este tipo de prácticas. Sin embargo, algunas de las amenazas más comunes en ciberseguridad que se esperan en el futuro cercano incluyen:

Ataques de ransomware

Son una forma de malware que cifra los archivos y datos de un sistema y exige un rescate para desbloquearlos. Los atacantes suelen utilizar técnicas de phishing o vulnerabilidades de software no parcheadas para instalar el malware en un sistema. Una vez instalado, el malware cifra los datos y muestra una nota de rescate que exige que el usuario pague una cantidad de dinero para recuperar los datos. Los ataques de ransomware son una amenaza importante ya que pueden causar pérdida de datos y paralizar las operaciones de una organización. Se espera que los ataques de ransomware sigan siendo una amenaza a tener en cuenta, ya que los ciberdelincuentes siguen encontrando formas efectivas de extorsionar a las organizaciones mediante el cifrado de sus datos y exigiendo un rescate.

Phishing y engaño

El phishing es una técnica utilizada por los ciberdelincuentes para obtener información confidencial de los usuarios mediante el engaño. Los atacantes suelen utilizar correos electrónicos o sitios web fraudulentos que parecen legítimos para engañar a los usuarios para que revelen información confidencial o descarguen malware. El engaño también se puede realizar a través de llamadas telefónicas, SMS o mensajes de chat. Se espera que los ataques de phishing sigan siendo una amenaza importante, ya que los ciberdelincuentes siguen encontrando formas sofisticadas de engañar a los usuarios para que revelen información confidencial o descarguen malware que puedan afectar a sus dispositivos.

Ataques a la nube

Los ataques a la nube son una amenaza cada vez más común debido a que cada vez más organizaciones están adoptando la nube para almacenar y procesar datos. Los atacantes pueden aprovechar las vulnerabilidades en la configuración de seguridad de la nube para acceder a los datos almacenados allí. Los ataques a la nube pueden incluir ataques de inyección SQL, ataques de fuerza bruta, robo de credenciales y ataques de malware.

Ataques a dispositivos IoT

Los dispositivos IoT (Internet de las cosas) son dispositivos electrónicos conectados a internet que recopilan y comparten datos automáticamente. Estos dispositivos incluyen una variedad de aparatos y objetos cotidianos, como termostatos inteligentes, cámaras de seguridad, electrodomésticos, dispositivos de seguimiento de salud, vehículos conectados, entre otros. Estos dispositivos están equipados con sensores, chips y tecnología de comunicación inalámbrica que les permiten recopilar y transmitir datos a través de internet. Los dispositivos IoT se utilizan para mejorar la eficiencia, automatizar procesos y recopilar datos para analizar y tomar decisiones.

Los dispositivos IoT son cada vez más comunes en el hogar y en las empresas. Sin embargo, muchos de estos dispositivos no están bien protegidos y pueden ser vulnerables a ataques. Los atacantes pueden aprovechar las vulnerabilidades en los dispositivos IoT para acceder a la red y a los datos almacenados allí. Los ataques pueden incluir denegación de servicio, robo de credenciales y ataques de malware.

Ataques a la inteligencia artificial y automatización

Se espera que los ataques a estas tecnologías sigan siendo una amenaza importante, ya que cada vez más organizaciones están adoptando tecnologías de IA y automatización para mejorar su eficiencia y competitividad. Los atacantes pueden aprovechar las vulnerabilidades para interrumpir o manipular los procesos automatizados.

Fraudes de identidad mediante el deepfake

El deepfake permite la creación de vídeos y audios falsos que pueden ser manipulados y utilizados con fines maliciosos. A medida que esta tecnología se vuelve cada vez más accesible, cualquier persona con pocos conocimientos técnicos puede generar un deepfake gracias a los generadores de IA entrenados con grandes bases de datos.

Los atacantes utilizan estos deepfakes para hacer más creíbles sus narrativas y llevar a cabo estafas de identidad, control de cuentas o fraude del CEO. Por ejemplo, si un supuesto ejecutivo de alto nivel de una empresa hace declaraciones específicas, puede causar fluctuaciones en el precio de las acciones o generar una crisis que afecte a la empresa. Suplantando su identidad, los atacantes tienen más posibilidades de convencer a un empleado para que envíe dinero o información confidencial.

Conforme la IA sea capaz de imitar de manera más creíble la comunicación humana, los ataques de este tipo serán cada vez más comunes, por lo que la ciberseguridad debe adoptar necesariamente la IA en una estrategia amplia y profunda de defensa para mantener a los ciberdelincuentes a raya.

Métodos de ciberseguridad indispensables para proteger tus datos

Es importante tener en cuenta que las amenazas anteriormente mencionadas pueden evolucionar y cambiar con el tiempo, y es importante estar al tanto de las últimas tendencias y actualizaciones en ciberseguridad para minimizar el riesgo. Por eso, a continuación desde Unit Seguros destacamos estas principales técnicas de ciberseguridad para mantener tu información a salvo:

1. Cifrado: Es una técnica que utiliza algoritmos matemáticos para convertir la información legible en un código indescifrable. Esto ayuda a proteger la información contra accesos no autorizados. Hay varios tipos de cifrado, como el cifrado de clave simétrica, donde se utiliza la misma clave para cifrar y descifrar la información, y el cifrado de clave asimétrica, donde se utilizan dos claves diferentes, una para cifrar y otra para descifrar.

2. Autenticación de dos factores: Requiere que el usuario proporcione dos formas de verificación de su identidad antes de permitir el acceso a un sistema o cuenta. Esto puede incluir una combinación de contraseña y token de seguridad físico o una contraseña y un código de verificación enviado a un teléfono móvil

3. Detección y respuesta de incidentes: Permite detectar y responder rápidamente a incidentes de seguridad. Esto incluye la monitorización constante de los sistemas y la detección de patrones anómalos, la investigación de incidentes sospechosos y la implementación de medidas de mitigación para evitar futuros incidentes.

4. Control de acceso: Es una técnica que permite restringir el acceso a los sistemas y datos solo a las personas autorizadas. Esto puede incluir la configuración de roles y permisos, la implementación de políticas de contraseñas seguras y la monitorización de accesos sospechosos.

5. Parches y actualizaciones: Mediante este método se mantienen los sistemas y aplicaciones actualizados y libres de vulnerabilidades. Esto incluye la instalación de parches de seguridad y actualizaciones de software, así como la verificación periódica de la configuración de seguridad.

6. Copias de seguridad y recuperación: Mediante este recurso se pueden recuperar los datos en caso de pérdida o destrucción. Esto incluye la realización de copias de seguridad periódicas de los datos críticos, así como la planificación para la recuperación en caso de desastres.

7. Seguridad en la nube: Se deben proteger los datos almacenados en la nube. Esto incluye la encriptación de los datos, la implementación de controles de acceso y la verificación de la seguridad de la infraestructura web.

8. La Inteligencia Artificial (IA) y la analítica son técnicas que permiten a las organizaciones utilizar algoritmos y herramientas de análisis de datos para detectar patrones y tendencias en sus sistemas y datos. En el contexto de la ciberseguridad, esto puede ayudar a las organizaciones a detectar y prevenir incidentes de seguridad.

La IA se utiliza para analizar grandes cantidades de datos para identificar patrones y tendencias que pueden indicar un incidente de seguridad. Por ejemplo, se puede utilizar IA para analizar registros de eventos de seguridad, correos electrónicos y tráfico de red en busca de patrones sospechosos.

La analítica se utiliza para procesar y analizar los datos recolectados, identificar patrones y tendencias que pueden indicar un incidente de seguridad. Por ejemplo, se puede utilizar analítica para analizar los datos de los sistemas de detección de intrusos para identificar patrones de tráfico de red sospechosos.

La combinación de IA y analítica pueden ayudar a las organizaciones a detectar incidentes de seguridad en tiempo real, tomar medidas para mitigar el riesgo y responder rápidamente a incidentes. Sin embargo, es importante tener en cuenta que estas técnicas requieren una gran cantidad de datos para entrenar los modelos y pueden requerir una gran cantidad de recursos para implementar y mantener.

Más Entradas

Teléfonos de asistencia

Ponte en contacto directamente con tu compañía de seguros llamando a su teléfono de asistencia

Adeslas
Allianz
AIG
ARAG
Asefa
Asisa

Aura

Axa
Berkley
Bilbao seguros
Catalana Occidente

Caser

Cesce
Coface
DAS
DKV
E2K
ERGO

Europ Assitance

Expertia
Fiatc

Fidelidade

Generali

Helvetia

Hiscox

Lagun Aro
La Fe

Liberty

Mapfre
mdc
Meridiano
Mutua de Propietarios
Mutua Madrileña
Ocaso
Omnia MGA
Patria Hispana

Pelayo

Plus Ultra
Previsora General

Reale Seguros

Sanitas

Santa Lucía

Seguros por días
Solunion
Surne

Zurich

Contrata un seguro Ahorro SIALP / PIAS

Y te llevas gratis esta cafetera L'OR.

Actualiza tu navegador

No seas vintage

Es altamente recomendable no usar internet explorer por sus múltiples fallos de seguridad. Si aún así sigues usándolo… esta web no funcionará correctamente así que tú mismo🙄

Abrir chat
1
¿Hola, podemos ayudarte?
Soporte Unit
Hola! 👋¿Cómo podemos ayudarte?😀