In Uncategorised
El vehículo de sustitución es un servicio adicional que ofrecen las aseguradoras y los fabricantes de automóviles. Un buen consejo: mire bien las cláusulas cuando lo contrate, porque no siempre es recomendable.
Si su coche es imprescindible para su vida laboral o personal, para garantizar la movilidad, si no tiene la opcion de utilizar el transporte público, quizá se haya planteado contratar la cobertura de vehículo de sustitución que ofrecen las aseguradoras. Veamos cómo funciona.
«Lucía, de 43 años y viajante de profesión, quiere asegurar su Citroën Elissée HDI 92, que acaba de comprar. Lo conduce a diario y cuenta con un historial de siniestralidad nula. Para Lucía es muy importante disponer siempre de su coche.»

Cuidado con las claúsulas de esta cobertura

La variedad de modalidades que se puede encontrar usted a la hora de contratar la cobertura de coche de sustitución es muy amplia. En nuestro análisis hemos visto que algunas compañías la incluyen dentro de su asistencia en viaje o dentro de la garantía de daños propios, incendio y robo. Hay marcas que la ofrecen opcionalmente y otras por defecto sobre todo en los seguros de gama alta.
Por otro lado, usted se puede pensar que con esta garantía ya tiene derecho a un coche de sustitución siempre que su vehículo esté en el taller reparándose y no es así (vea el cuadro de requisitos). Analizando las pólizas hemos visto que:
* Por ejemplo, para concederle este servicio, la reparación de su coche debe superar un número de horas, según un baremo que utilizan los talleres y los péritos, o bien tiene que estar inmovilizado por un tiempo superior al estipulado, normalmente 24 horas.
* Otra condición que puede exigirle la aseguradora es que lo lleve a un taller concertado por ella ( es el caso de Allianz o Plus Ultra), que el conductor tenga más de una edad y que supere unos determinados años de experiencia como conductor (Liberty, AMA, Direct Seguros, Caser y Zurich) o que el coche tenga menos de una determinada antigüedad (Reale, Balumba, Qualitas y Arag).
* También el vehículo que le entreguen puede tener limitada la categoría del coche, número de kilómetros que haga, número de siniestros al año o coste del servicio. En la Mutua Madrileña, Linea Directa, Penélope y Verti limitan este servicio a 3 siniestros al año y en Qualitas y Balumba, a 2. En Arag, en cambio, el límite es económico, entre 720 y 1080 euros, en función de la modalidad que tenga contratada.
* Por último, también hemos visto que en algunas compañías (Allianz, Balumba, Catalana Occidente, Cáser, Liberty, Mapfre, Qualitas y Verti) hay una claúsula que supedita la prestación de este servicio a la disponibilidad existente o a las condiciones del contrato de la compañía de alquiler, que el asegurado desconoce y que pueden hacer inutil esta cobertura. Esto solo sería aceptable si, a cambio, ofrecieran una compensación económica, como es el caso de Arag (36 euros al día) y Línea Directa, Mutua Madrileña y Penélope (30 euros al día).
En definitiva, si tenemos en cuenta el precio, así como las cláusulas, esta garantía no debería ser determinante para Lucía, ni para nadie a la hora de elegir una póliza de seguros, porque aquellas personas que tengan un coche con una antigüedad menor a 5 años, como es el caso de Lucía, si necesitan esta cobertura podrían contratar una póliza específica de Arag con avería, 20 o 10 días, que, por lo general, resulta más completa y barata. Y en cualquier caso tiene otras alternativas.

Valore también otras opciones.

Tenga en cuenta que, si su coche es nuevo, como el caso de Lucía, aunque esta prestación no está incluida en la garantía legal, pueden ofrecérsela como mejora dentro de la comercial. Para comprobarlo, hemos preguntado a ocho fabricantes de coches (Seat, Citroën, Renault, Toyota, Peugeot, Nissan, BMW y Mercedes) y todos nos han afirmado que sí disponen del servicio de coche de sustitución, aunque nosotros no nos ha sido fácil encontrar este compromiso por escrito. Por ejemplo, hemos que en la garantía de Renault realmente lo que pone sobre el papel es que, para obtener el coche de sustitución, el cliente debe contratar adicionalmente el servicio mediante la extensión de la garantía Movipass o pagar una cantidad, eso sí, más económica que alquilarlo.
Si la avería de su coche se ha producido por un accidente con otro vehículo y usted no es el culpable. En este caso, sepa que la ley está de su parte, ya que dice que el responsable debe indemnizar al perjudicado (Usted) para reparar el daño. Cada vez más juzgados y la Dirección General de Seguros interpretan que, aunque no pueda demostrarse su necesidad (por trabajo o carecer de transporte público), cuando hablamos de daño también nos estamos refiriendo a la privación de un bien (su coche) que hasta ese momento estaba utilizando. Si este es su caso, vea el esquema que hemos publicado «Como actuar si por culpa de otro se queda sin coche».
Otra posibilidad que tiene es pedirle prestado el coche a un familiar. Aunque sea una persona conocida, para evitar problemas es mejor que, antes de coger el coche, revise la póliza y compruebe si como persona que se sirve de un coche ajeno cumple con lo declarado en la póliza. Si no lo cumple o tiene dudas, comuníquelo a la aseguradora. Además es conveniente que haga un contrato del préstamo indicando fecha de entrega y devolución del vehículo, condiciones de uso, así como un listado de los desperfectos que tiene el coche cuando se entregue, el combustible que hay en el depósito y el compromiso de asumir las multas (si las hubiera) durante el tiempo que dure el préstamo.
Finalmente tiene una opción de buscar un taller donde le dejen un coche de cortesía mientras le reparan el suyo. Para comprobar cómo funciona este servicio hemos hablado con 9 talleres oficiales de la marca (de Madrid y Barcelona) y diez talleres independientes, también de estas dos ciudades. De los talleres oficiales de Barcelona, solo en uno de ellos no disponían de un coche de cortesía. El resto si tenían, pero en unos casos solo lo ofrecían si el coche estaba en periodo de garantía o por un coste de entre 20 y 35 euros al día.
Otro asunto es si tenían disponibles en ese momento y parecer ser que cuando hablamos con ellos no disponían de ninguno. De los talleres oficiales de Madrid, todos tenían este servicio menos 1, pero ninguno disponía de coches en ese momento. En cuanto a los talleres independientes de estas ciudades, solo 1 disponía de coche de cortesía y el resto nada. Con este panoráma, antes de dejar el coche, llame para comprobar si disponen de vehículo de cortesía.